viernes, 31 de julio de 2009

Valor del pasado



Hay algo de inexacto en los recuerdos:
una línea difusa que es de sombra,
de error favorecido.
Y si la vida
en algo está cifrada,
es en esos recuerdos
precisamente desvaídos,
quizás remodelados por el tiempo
con un arte que implica ficción, pues verdadera
no puede ser la vida recordada.

Y sin embargo
a ese engaño debemos lo que al fin
será la vida cierta, y a ese engaño
debemos ya lo mismo que a la vida.


De Felipe Benítez Reyes

miércoles, 29 de julio de 2009

Que la soledad me perdone




Que la soledad me perdone
Si no me pongo triste con su compañía,
Y que me disculpe la tristeza
Si cuando llega no siento ganas de llorar.

Que el dolor no pregunte
El porque disfruto cuando esta aquí,
Que el reloj ya no me mire
Ya sé que es tiempo de partir.

Que esta noche que aguarda misteriosa,
Llena de estrellas invisibles,
No se sorprenda al verme en la luna.
Que los ojos de lo intangible
Respondan a la nostalgia,
Y ya no habrá sueño que aguarde,
Ni sol que caliente…

Que la alegría me disculpe
Si también llamo a la nostalgia para completarla,
Que la añoranza no me extrañe
Cuando mi sueño y mi verso falte…

Extrañamos lo que no tenemos
(y forzosamente) no tenemos lo que extrañamos,
si no… no lo añoraríamos.

Así que no te enojes si no me tienes…
Quizá es lo que nos mantiene vivos y llenos de ilusiones…



De David Vazquez


domingo, 26 de julio de 2009

Soledad II


No nací para amar, desesperanzas
se agolpan como nubes en mi pecho.
Nunca yo del amor toque sus puertas,
jamás me hundí en sus sueños.

Solitario peremne desde niño,
como eremita preferí el desierto,
ave no prisionera,
hijo del sol eterno.

Todos aman, se entregan, se ilusionan,
dan de su corazón lo más inmenso,
mas ese amor depronto se les quiebra
cual cáscara de huevo.

Todo un instante, un beso, una mirada,
humo en el aire luego...
La soledad no falla, es una novia
que no niega sus besos.

Siempre está ahí esperando que la amemos,
presta al más bello encuentro...
Amo la soledad y que sus brazos
maten de amor mi cuerpo.

De saularte

Reyna que te niegas


Quisiera poder decirte tantas cosas desveladas
como esas estrellas que tiritan abriendo
y cerrando los ojos alla a lo lejos
de las cuales tu brillas mas que todas

Ojala tuviera los poderes de componer la vida
y de regalarte la felicidad que mereces
a costa de lo que eres
y significas en este destino caduco

Si tan solo pudiera abrazarte unos segundos
y sentir que no te niegas
si tan solo salpicarme de tu saliba los labios
y envenenarme de tu savia
no me importaria morir con el dolor a cuestas
un segundo despues

Quisiera poder decirte tantas cosas
que se me escapan por los poros
cuando escucho tu voz
cuando miro a tus ojos
cuando me ciegas con tu silueta iluminada
y tu inocencia transparente
hace estragos en mi mente
cuando suspiras

Cuantas verdades tienes mujer
cuantas mentiras desconoces aun
cuantas sonrisas te arranco
cuantos deseos no te inspiro
cuanta riqueza proyectas
que la pobreza del mundo ante ti debiera arrodillarse
como se arrodilla este rey caido
ante la reyna que te niegas a ser

Ojala mis palabras quedaran como ecos en tu alma
y cuando mi olor se pierda el el horizonte de tu miedo
tu vida sea justamente lo que quieres
para irme tranquilo
doblar la esquina de mi realidad
y sin necesidad de voltear atras
sabiendo que brillaras como ninguna
porque de todas para mi
eres la mas bella


IBoon

miércoles, 22 de julio de 2009

QUIEN ESCRIBE


Dejé caer los versos
desde la altura de mis lágrimas.
Una a una las palabras tomaron forma,
condensaron en gajos de alma,
como si toda yo me diera a luz.
Tus ojos enormes y distantes,
en su ceguera de ignorancia,
parpadearon el desconcierto
de las sílabas danzantes.
En auroras de rimas
y prosas desquiciadas,
comprendiste, poco a poco,
que mi corazón, es quien escribe.-

De Claudia Villafañe ( Voz Monserrat )


martes, 21 de julio de 2009

Donde habite el olvido


Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.

De Luis Cernuda


lunes, 20 de julio de 2009

Otoño sin penas


¿Y si me he enamorado, que podrías hacer?
si mi desesperación me lleva a vos
y mi languidez se profundiza marcada por tu cuerpo
(yendo en otra dirección)
Nada resta, salvo desaparecer.


¿Y si soy culpable de todos los pecados del mundo?
¡No podrías salvarme!
Acaso vigilarme con tus últimos besos
Tenderle una red a mis sueños
(que en lento desangrar se me escapan).


¿Y si no pudieras llevarme, qué me queda por hacer?
Deja que disfrute el tiempo bondadoso
(Cruel demonio de dos caras)
Deja que me pierda sonriendo
En este otoño sin penas
Que se termina mañana.

De Rafudo_


Hoy me cuesta apelar sin argumento


Hoy me cuesta apelar sin argumento,
que a riesgo de sufrir algún espasmo,
sin importarme mucho mi lamento
no me quiero perder un buen orgasmo

Ni siquiera discuto un pensamiento
por miedo a que se trate de un sarcasmo,
quizás por compartir un sentimiento
no demuestro ningún otro entusiasmo.

Y aunque sea probable que no ocurra,
que la vida se muestre generosa
tampoco he de pedir peras al olmo,

aparte que mi mundo no discurra
por la vereda más escandalosa
donde ya el escapar sería el colmo.

De Luis Pérez


lunes, 13 de julio de 2009

Confetti de estrella


Coaccione a una estrella que fuera conmigo
a alumbrarme un camino frente al mar
me siguió tan lejana como exacta
tan perfecta en luz y silueta
tan candente y tan fría
tan confundida por confundirme

No puedo evitar enamorarme de ellas
son mi debilidad
son mi platónica estabilidad
mi enredarme entre lo que palpita y
lo que desaparece
en un horizonte imperfecto
al costado del mar

Rompeme
rompeme el corazón
que estallen mis sentimientos
en mil luciérnagas apagadas
en una constelacion de confetti
formando en el universo un arco-iris
con tu nombre

Estrella lejana y prohibida
fugaz complicada y cohibida
llenas mi sonrisa
pero vacías mi corazón
eres también una canción
de esas que duelen
romántica pero calculadora
inconstante pero altiva
dime que te hace falta

Tengo un corazón millonario,
pero contigo me quedo
por segundos en ceros
desangrado de soledad
y con un alma invisible
pero me duele
la realidad


Rompeme no seas necia
rompeme el corazón
para volver a la vida
a ver si esta vez sobrevivo
sin anestesia.

IBoon

jueves, 2 de julio de 2009

Qué lejos hoy el sol que estaba cerca


Qué lejos hoy el sol que estaba cerca
lejos como la cola del viento que hoy asoma la cabeza.

Qué cerca la niebla antes soplada
que te envuelve en sábanas flameadas sin remedio.

Qué lejos el ahora mismo diluido
y qué cerca tu ausencia todavía tibia.

Qué lejos tu voz dorada de diciembres
y qué cerca la inmensidad de tu hasta luego.

Qué lejos estos ojos casi ciegos – si, los míos -
y qué cerca el adonde vas y por cuánto tiempo.

Qué cerca hoy que es el día y que te veo
recoger tus pasos paso a paso

los pasos que me trajiste una vez de regalo
y qué lejos ese día.

De Franklin Sandi