martes, 25 de mayo de 2010

La quise solo para mi



Fue un beso que se robo mi boca
en un momento de inquieto silencio
marcando un profundo recuerdo
que se extiende hasta mis huesos,
y es que en otras bocas,
titila su sabor su suavidad,
deshaciendo mi cordura.
Y fue un medio día, y fue en una tarde,
en donde la quise solo para mí,
robe todo lo que pude de ella
y aún así el cielo y la noche
permanecen vacías.
Fue un beso sencillo un instante...
sin palabras... sin miradas...
un instante de olvido y de nervios fríos
no hubo delito, no hubo castigo
solo un culpable; un recuerdo
que perturba un cielo un mar
un horizonte un espíritu.
La quise solo para mí:
la cobije con mi aliento
la aprisione con mis labios
y después de todo se fue...
se escapo entre mis dientes,
abrazada en el silencio
de una suave brisa,
...se fue... sigilosamente...


Escrito por JR