jueves, 3 de febrero de 2011

Para no Dejar de Morir


"Desgraciada o afortunadamente, hoy es siempre todavia"

Hoy me vino la desgana,
De no hablar de nada.
Me vino la apatía por el mundo,
La extraña enfermedad de la locura
Hoy ya no quiero saludar al vecino,
Ni darle la mano a un desconocido.

Hoy simplemente, quiero,
Sacarle la lengua al mundo.
Reírme a carcajadas de este circo
Que solemos llamar sociedad.

Quiero encerrarme, ensimismarme,
Quiero dormir y ser solo un sueño,
Dejar de ser sombra de mi mismo,
Dejar de existir, de estar realmente aquí.

No quiero dejar huellas
En este mundo desconocido,
Quiero olvidarme de los que fueron,
Borrar de la memoria a aquellos que quiero,
Para no sufrir, para no llorar,
Para dejar de enfrentarme a mi mismo
En esta realidad marchita.
Para dejar de existir,
Para no dejar de morir…


De David Vazquez