lunes, 25 de enero de 2016

Por favor, Se feliz!



Si no creyera en la casualidad
vagaría por emociones sin rumbo
y un hombre sin corazón, es Dios.
Prefiero ser real
y sufrirte boca a boca,
piel desgarrando piel,
envenenandome con cada liquido
que sale de tu universo,
ilimitadamente entregado al desborde pasional.
Evitando pensamientos,
corriendo el riesgo
de volver a morir cuando te vas.
Soy tu esclavo de juguete,
sos la prisión en la que me
refugio libre, entregado,
resignado, condenado.
Amo cada maltrato,
me enamora que me ignores,
me da vida el silencio que me das.
Soy imbécil,
porque me gusta rendirme
ante tanta belleza,
porque me quiero emular
en cada caricia.
Porque no hay nada mas
importante para mi
que desvirgar la oscuridad
clonando mi amor
en cada arruga de tu piel.
Yo me puedo morir, pero vos
por favor,
se feliz!

sábado, 23 de enero de 2016

Como un jeans




Si la quiero esta muy lejos de la pupila
aunque cerca dentro de ese sueño desvelado
que se toca a chorros en el piano
y se repite a media cuadra de la hora
que utilizo para descansar.
Si la extraño es porque compruebo
que hay cosas que existían
pero no olian, ni pintaban como ahora
que su mirada descubre en mi puestas de sol
en fotos nuevas
y su voz condicional es como un eco
en mi solemnidad.
Si la pienso es que ella es ya parte mía,
solo pienso en alguien al azar,
la consciencia es tan aburrida
que me restringe libertad para alcanzar.
Ella me devuelve las mañanas,
esas testarudas
que no me quieren levantar,
con su tacitud me queda exacta
como un jeans a medio planchar.
Y es que no encuentro técnica
a la crítica que acierto
en medio del amasijo de un todo
que era nada hace unos días atrás,
pero soy actor de acomodos
y falsificando sonrisas me convenzo
que sin ella mi vida era un vació
lleno de irreal libertad.

sábado, 2 de enero de 2016

Volver a casa!



Volver a casa
con las cara entre las manos
para que no caiga al piso
Volver a casa
y no encontrar
ni fantasmas que te asusten
ni la muerte tras la puerta
ni el ataud de tu entierro
Volver a casa
descalzo y sin la risa
sin siquiera una mueca
o una sonrisa leve
como vestido de luto
como huyendo de la vida
Volver a casa con
un fuerte olor a derrota
a olvido
a destierro
con la misma esquina débil
de tu talón de Aquiles
y recordarte una tarde
tan gemela como esta
con la luz de los faroles
inundando la avenida
con el humo de un cigarro
y un samán que casi hablaba
las penurias de la calle.
Con una noche naranja
que me arranca tus recuerdos
y te veo entre la lluvia
como ebullendo tu cuerpo
y tu ropa que se incendia
con el rozar de mis dedos
voy persiguiendo tu sombra
y solo encuentro retazos
como noche fragmentada.
Y vuelvo a casa
y me siento en el sillón
para contar las hormigas
que salen de la pared
el ruido de los ratones
o el gotear de un grifo roto
las palabras que ya no hablo
tu presencia que no veo.

De Luis

La vida sigue...



Triste o feliz,
nostálgico o dramático,
preso o libre,
la vida sigue.

A pesar de los fracasos,
de historias sin final feliz,
de triunfos opacos,
de hasta siempre
o hasta nuca,
la vida sigue.

No importa el llanto,
que interesa el recuerdo
si atormenta y llueve
y aunque relampaguee e inunde
la vida sigue.

Bienvenidas o 'adioses',
catarsis y complicidades,
augurios y mala suerte,
soledades y atasco,
la vida sigue.

despues de todo o
despues de nada,
vivos o muertos,
locos o cuerdos,
constantes o inconstantes,
la vida sigue.