martes, 16 de febrero de 2016

Restando sumas



El salero termino de cenicero,
el basurero en la basura,
la inmobiliaria en un patio tracero,
la cama en una habitacion vacia y oscura.

La mesa volo en mi apellido,
la ropa lleva meses sucia, arrumbada,
la computadora se desconfiguro,
las fotos ahora son ceniza mojada.

El numero de celular cambio,
la cuenta de banco quedo vacia,
el reloj se paro,
cambio el color de la alegria.

La camara se arruino,
se me queman las tortillas,
el sol ya nunca salio,
la noche se puso mas fria.

Las paredes dicen adios,
dios sigue siendo una mentira,
se vacio el corazon,
la mente parece cortina.

Los poemas quedaron inconclusos,
los recuerdos en una cantina,
los libros me gritan bienvenido,
los amigos me buscan y no me hallan.

La muerte me mira de reojo,
me gusta menos la vida,
y si le sigo,
seguramente nunca acabaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario